Cuando vienen a casa perros senior, en este momento tenemos a Cami y a Vi, el ambiente se transforma. Allí donde antes había carreras, atropellos, y saltos, ahora hay más espacio, más tranquilidad. No es que los perros estén aburridos, ¡que va!, simplemente saben que se tienen que comportar de otra manera, más lento, más suave, para que los mayores no se asusten, tropiecen, o se agobien.

En todas las razas a los mayores se les respeta, se les deja tranquilos y en su espacio de seguridad. Ahora las carreras son más anchas, para no molestar, ya no se ladra dentro de casa, salen a ladrar fuera, y la comida en los comederos de estos perritos no se toca.

perros seniorAunque siempre hay una excepción, entre los perros senior, esta semana está Coffee, machito él, pequeño, energía pura y con la intención de no perderse por ninguna razón cualquier momento del día. Pasan unos ciclistas, él es el primero que sale a la carrera, es hora de comer, él es el primero que se lo termina todo, y busca en los comederos de los demás, aún sabiendo que eso tiene sus complicaciones. Es hora de descansar y se busca el mejor sitio para él. Es de los que morirán con las botas puestas, sin duda alguna.

Así que, con excepción de Coffee, los abuelitos aquí descansan, porque nuestro amigo, aquí ha encontrado su adolescencia, y sin dudarlo, intenta incluso ser seductor con alguna perrita, y aunque esté esterilizado, como todos los demás perros y perras, tiene un empuje de Casanova tremendo, y no creáis que los gruñidos ni los marcajes le detienen, su autoestima lo eleva por encima de cualquier límite. En fin, en pocas palabras, es un ligón.

Sigamos con nuestras queridas y dulces Cami y Vi, son serenidad pura, ellas también quieren sentirse parte de la manada, y aunque sus huesecillos no acompañan, quieren ir allí donde van los demás, allí donde se reparten chuches o a pasear al parque, ni por asomo piensan que al ser mayores no pueden hacer cosas, las hacen pero a su ritmo, pasito a pasito.

Siempre van juntas, a todos lados, comen juntas, duermen juntas y van a beber agua juntas, son la reafirmación de que sí se puede y al mirarse a los ojos se lo confirman la una a la otra en todo momento. Estos perritos tienen unas familias humanas maravillosas, que las cuidan y protege, para ellos la edad no es un problema ni un impedimento, es más, es la suma de todos los años vividos juntos y eso es señal de amor, paciencia, entrega y acompañamiento, mutuos.

perros senior

Muchas personas piensan que con los abuelitos no pueden hacer las cosas que podrían hacer con perros más jóvenes. Y es verdad, no pueden correr por el monte, pasear durante horas o jugar con la pelota, en cambio te ofrecen una paz increíble, mirar a los ojos a un abuelito te produce una ternura tremenda, y yo creo que lo saben, porque consiguen de ti cualquier cosa, conocen la emoción que producen y no dudan ni un solo minuto en utilizarla para que les regales la mejor salchicha o el mejor trocito de jamón, sí ese que te ibas a comer tú.

Os invito a valorar, a la hora de adoptar un perro que sea un senior, podríais descubrir facetas vuestras que no conocíais, y si me decís que se van a morir pronto, esa solo es una excusa, porque no importa cuanto dura el amor, la complicidad y el compañerismo. Y vivir esas experiencias de la pata de un experto, es un privilegio.